Detectores de humo, solución para prevenir incendios en edificios

Qué son los detectores de humo, qué tipos de detectores anti-incendios podemos elegir y dónde instalarlos. ¿Son obligatorios los detectores de humo?


 

 

Los detectores de humo son una de las medidas de seguridad más utilizadas para prevenir incendios. La instalación de estos mecanismos, permite detectar la presencia de humo en el interior de un edificio, activando un aviso de alarma antes de que el fuego se propague.

A la hora de clasificarlos según la normativa actual, los detectores de humo forman parte del grupo de sistemas automáticos de detección de incendios, frente a otros sistemas que se activan de forma manual, como por ejemplo, los pulsadores de emergencia.

 

Tipos de detectores de humo

Existen diferentes tipos de detectores, los más comunes son aquellos que emiten un aviso por señal acústica (alarma) o los que incorporan un sistema para dispersar agua y sofocar el fuego antes de que se propague.

Pero también podemos encontrar detectores de humo más sofisticados, como aquellos que están conectados directamente con una central de vigilancia y que se encargan de dar el aviso a los bomberos en caso de incendio.

Si nos fijamos en el método de detección para determinar dónde podemos instalar detectores de humo, también podemos encontrar dos grandes tipos: los detectores de humo iónicos y los detectores de humo ópticos.

Los detectores de humo iónicos se utilizan para detectar humo y gases de combustión que no son visibles a simple vista. Podemos instalar este tipo de detectores en aquellos lugares donde se utilicen solventes y otros materiales de rápida combustión, como por ejemplo en talleres, laboratorios, tiendas de pintura, almacenes, etc.

Los detectores de humo ópticos, en cambio, detectan el humo visible a través de la luz. Son los más utilizados en viviendas, oficinas y en general en cualquier estancia donde el combustible quemado sea madera, algodón, lana, etc.

 

¿Qué dice la normativa sobre detectores de humo?

En España, no es obligatorio colocar detectores de humo en las viviendas y su instalación como medida de seguridad, será una decisión tomada por el arquitecto del proyecto.

En caso de las viviendas nuevas o reformadas, contar con detectores de humo evitará el riesgo de sufrir incendios consiguiendo más seguridad para el hogar, sobre todo si se instala en la cocina o garaje particular.

Sin embargo, a la hora de establecer medidas de seguridad contra-incendios en edificios públicos, existe un reglamento nacional que debe cumplirse en todo el territorio nacional. Además, cada Comunidad Autónoma dispone de una normativa especifica de protección según el sector y a nivel local, también podemos encontrar municipios que han desarrollado sistemas de protección propios.

Por eso, a la hora de elegir detectores de humo o cualquier otro sistema de protección contra-incendios, es fundamental contar con la ayuda de profesionales en la materia.

 

 

 

 

 

Detectores de humo, solución para prevenir incendios en edificios
¿Te ha sido útil? ¡Puntúalo!
404
Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Politica de Coockies